Diferencia entre Robo y Hurto: ¿Cuál es la diferencia? | Abogados Lacaba

¿Cuál es la diferencia entre Robo y Hurto?

Si ha sufrido recientemente un robo o un hurto debe saber que existen distintas vías para tener una compensación económica por sus bienes. Pero para pedir esa compensación, se tiene que tener muy claro cual es la diferencia entre robo y hurto. Estos dos conceptos son muy parecidos, pero existe una diferencia crucial entre ambos.

 

Veamos qué diferencias existen entre hurto y robo y cómo podemos reclamar a la aseguradora para conseguir una correcta compensación.

 

Definición de robo

 

En primer lugar tenemos la palabra robo, un término que proviene del verbo robar, que según la RAE significa “Quitar o tomar para sí con violencia o con fuerza lo ajeno”.

 

El robo viene regulado en el artículo 237 del Código Civil y define el concepto como la sustracción no autorizada de objetos ajenos con la intención de privarla permanentemente de ella. Además, para considerarse robo debe emplearse la fuerza, la violencia o la intimidación a una persona para conseguir ese bien. Además, en el Código Civil se remarca que para que se considera robo tiene que existir alguna de estas circunstancias:

 

  1. Romper una pared, techo, suelo, ventana o puerta.
  2. Escalamiento
  3. Fractura de armarios, arcas, muebles cerrados o sellados, forzar una cerradura, usar claves para extraer su contenido.
  4. Llaves falsas. Se considera llave falsa cuando se utiliza un instrumento para abrir una cerradura de forma violenta, cuando el propietario ha perdido las llaves o le han sido extraídas con violencia. Se considera llave también las tarjetas, los mandos y cualquier otro elemento tecnológico con la misma eficacia.
  5. Inutilización de sistemas de alarma o guarda.

 

Para que lo vea mucho más claro le ponemos algunos ejemplos; queremos que sepa identificar exactamente la diferencia entre robo y hurto.  Se considera robo cuando se emplea la fuerza para abrir una puerta de un coche, cuando se sustrae un bolso apuntando con un arma a su víctima o cuando un ladrón fuerza la cerradura de un hogar para apoderarse de algunos bienes del interior.

 

 

Definición de Hurto

que es un hurto


En segundo lugar, tenemos la palabra hurto que proviene de la acción hurtar. Según la RAE, esta palabra se define como “Tomar o retener bienes ajenos contra la voluntad de su dueño, sin intimidación en las personas ni fuerza en las cosas.”

 

El hurto está regulado en los artículos 234 a 236 del Código Civil dónde se define la acción como un acto con ánimo de lucro de tomar las cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño.

 

Por ejemplo, se considera hurto cuando se sustrae un móvil en el metro sin que el propietario se dé cuenta o cuando alguien se olvida de cerrar la puerta del hogar y, sin necesidad de forzar ninguna entrada, se sustraen bienes del interior.

 

 

Diferencia entre robo y hurto

 

Como habrás podido comprobar a través de las definiciones ambos términos tienen un significado muy similar. Sin embargo, hay un matiz que los distingue.

 

En el delito del robo se emplea de la fuerza, violencia o intimidación para conseguir un bien. En cambio, en el hurto no existe violencia alguna ni intimidación. Por lo tanto, podemos decir que el hecho diferencial entre estas palabras es el modo de ejecución.

 

Debemos tener en cuenta que ambas acciones están penadas ante la ley. Pero el robo se considera un delito mayor por el hecho de emplear la violencia.

 

Tipos y grados de robo

 

grados de hurto y robos
Una vez sabemos la diferencia entre robo y hurto podemos ver que consecuencias existen para aquellas personas que han cometido un robo.

 

En ocasiones, las personas que han sido acusadas de robar alegan diciendo que pensaban que ese objeto era suyo o lo habían pedido prestado. Dado que para que se considere robo se debe demostrar que el inculpado tenía intención de quedarse con los bienes del denunciante.

 

Si se demuestra que existe dicha intención hay distintos tipos de condenas para el culpable:

 

Robo con fuerza: castigado con pena de prisión de 1 a 3 años
Robo según casos del artículo 235: pena de prisión de 2 a 5 años
Robo en una casa, edificio o local habitado: pena de prisión de 2 a 5 años.

 

Todos estos casos se pueden extender hasta una pena de seis años cuando los hechos tienen una especial gravedad en la forma que se ha cometido el delito.

 

Además, cabe destacar que los actos de violencia que haya cometido el autor del robo se sancionan por separado. Asimismo, se incrementa el delito si se emplea armas o otros objetos peligrosos para cometer el delito.

 

 

Tipos y grados de hurto

Por lo que se refiere a la ley, saber con certeza la diferencia entre robo y hurto es vital.  El hurto, al no emplear violencia, tiene un castigo inferior al robo. Por este motivo, la pena de prisión sólo puede alcanzar hasta tres años.

 

Según el artículo 236 del Código Civil, el hurto de menos de 400 euros se sanciona con una multa de 1 a 3 meses, ya que estaríamos ante un delito leve de hurto. En cambio, si el valor supera los 400 euros el culpable será castigado con pena de prisión entre 6 a 18 meses.

 

Además, la pena de prisión se incrementa a 1 a 3 años de prisión cuando se comete alguna de las siguientes circunstancias:

 

  • Cuando se sustraigan cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • Cuando se trate de cosas de primera necesidad y se cause una situación de desabastecimiento.
  • Cuando se trate de conducciones, cableado, equipos o componentes de infraestructuras de suministro eléctrico, de hidrocarburos o de los servicios de telecomunicaciones.
  • Cuando se trate de productos agrarios o ganaderos. Siempre que el delito se cometa en explotaciones agrícolas o ganaderas y se cause un perjuicio grave a las mismas.
  • Cuando revista especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos sustraídos, o se produjeran perjuicios de especial consideración.
  • Cuando ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica o se haya realizado abusando de sus circunstancias personales o de su situación de desamparo.
  • Cuando al delinquir el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos en este Título.
  • Cuando se utilice a menores de dieciséis años para la comisión del delito.
  • Cuando el culpable o culpables participen en los hechos como miembros de una organización o grupo criminal que se dedicare a la comisión de delitos comprendidos en del mismo tipo.

 

Seguro del hogar en caso de robo o hurto

 

En los contratos de Seguro del hogar se hace una gran distinción entre los términos de robo y hurto, puesto que el hurto suele ocurrir por despiste u olvido; por esta razón es necesario que sepas a ciencia cierta cuál es la diferencia entre robo y hurto. Asimismo, las aseguradoras no suelen cubrir los robos o hurtos que se han producido por algún familiar o una persona cercana a ti.

 

La gran mayoría de las compañías de seguro del hogar incluye la cobertura de daños por robo o intento de robo. Este tipo de seguros suele hacerse también responsable de los desperfectos o pérdidas económicas ocasionadas por un robo. Es decir, si ha sufrido un robo y han roto la cerradura la compañía debe asumir su reparación.

 

Por otro lado, las compañías no suelen cubrir el hurto dado que conlleva una negligencia o descuido del cliente. Por este motivo, es recomendable leer con detenimiento las cláusulas de cada seguro para confirmar si esta cláusula está cubierta.

 

Si en su caso el objeto robado ha sido un coche, la garantía corre a cargo del seguro todo riesgo o en algunos seguros a terceros. Hay ocasiones que las aseguradoras solo se hacen cargo cuando el coche ha sido sustraído del todo y no si se le ha sustraído una pieza.

 

 

Derecho de indemnización en caso de robo

 

aseguradora en un robo

 

Para cobrar la indemnización correspondiente del Seguro de Robo se tiene que hacer una lista de todos los bienes que han sido sustraídos y dañados durante el siniestro. Además, es importante añadir facturas, documentos o tiquetes de los objetos robados para poder reclamar la indemnización. También, se tiene que hacer una denuncia en comisaría en menos de 72h dónde se tiene que indicar el Seguro del Hogar contratado y pedir una copia para presentarla a la aseguradora.

 

Después, se tiene que presentar la denuncia al seguro en un plazo máximo de 7 días junto a la lista de objetos robados, las facturas. Entonces, la aseguradora se encargará de enviar un perito para comprobar los daños ocasionados y determinar el valor de cada objeto. Finalmente, la aseguradora está obligada por ley a abonar el pago mínimo de la indemnización en un plazo de 40 días, a partir de la declaración del robo.

 

 

¿Quién establece el importe de una indemnización en caso de robo?

 

 

La indemnización se basa en la estimación del perito y de los bienes asegurados. Sin embargo, a veces las aseguradoras se encuentran con una situación de infraseguro. Esta ocurre cuando la suma asegurada es inferior al valor del bien asegurado. Por lo tanto, el seguro no cubre todo el daño ocasionado y solo cubre una parte proporcional en valor del asegurado y el real.

 

 

¿Qué hacer si te han robado y la aseguradora no quiere pagar?

 

Si una aseguradora no condiciona el pago de una indemnización está incumpliendo con el artículo 18 de la Ley de Contrato de Seguro. Dónde se establece que la aseguradora está obligada a satisfacer la indemnización por parte de las investigaciones y del perito.

 

En ocasiones, puede ocurrir que una aseguradora decida pagar menos de lo que realmente corresponde o ha decidido no pagar la indemnización. En estos casos, se tiene que presentar una queja o reclamación por escrito al Servicio de Atención al Cliente (SAC) de la aseguradora.

 

Si tras dos meses, no se ha obtenido una respuesta o su resolución no es convincente, el asegurado se debe dirigir a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) e informar de la situación. Recuerde, no puede presentar una queja a la DGSFP si no ha planteado antes una queja al SAC.

 

La DGSFP se encarga de resolver este tipo de casos de tres maneras distintas:

 

  • A favor del usuario. La DGSFP da la razón al asegurado y notifica la resolución al seguro correspondiente. La aseguradora acostumbra a aceptar la resolución y a pagar lo que corresponde.
  • A favor del seguro. En esta situación, se ha dado la razón al seguro. El asegurado se tendrá que conformarse con la cantidad que se le había proporcionado anteriormente o puede ponerse en contacto con un abogado para reclamar a la aseguradora por la vía judicial.
  • A favor de nadie. En algunas ocasiones la DGSFP resuelve el caso sin dar la razón a ninguna de las dos partes. Esto ocurre cuando la DGSFP considera que se debería reclamar por la vía judicial otras por falta de datos o documentos por cualquiera de ambas partes. Por esto se recomienda presentar todos los papeles que crea necesario para evitar que se pueda desestimar el caso.

 

El plazo de respuesta de la DGSFP se establece aproximadamente en 4 meses. Sin embargo, puede llegar a alcanzar hasta los 2 y 3 años de espera. Por este motivo, se recomienda reclamar mediante la vía judicial porque es mucho más rápido.

 

Reclamación judicial al seguro

 

abogados de robo y hurto en barcelona

 

Si la respuesta de la DGSFP no es acorde con tus intereses o han desestimado su caso la última opción es reclamar por la vía judicial. Para hacer una reclamación judicial a una aseguradora no pueden haber pasado más de dos años del siniestro. También, se necesita contratar un abogado, procurador y perito para resolver de forma eficaz su caso.

 

En Abogados Juan Lacaba somos profesionales que le acompañamos en el procedimiento de una reclamación a una entidad aseguradora. Nuestros abogados, expertos en Derecho Penal, hacen un estudio detenido de toda la documentación aportada para calcular la indemnización que corresponde por ley en todo tipo de casos. ¿Necesitas de nuestra ayuda? Contáctanos ahora.

 

Ponemos nuestro equipo de abogados especialistas a tu disposición

Contáctanos sin compromiso y estudiaremos tu caso

He leído y acepto la política de privacidad

93 692 73 08‬